Fuego intenso, mis dudas en pena. Besos de azucena y sabor a miel. Calma que penetra y acompaña la noche oscura. Mi dulzura, mi locura, mi dios y mi luna. No huyas jamás de mi, no te alejes. Que mis espinas se vuelven algodón y quieren curarte para siempre. 4111.97