Sin luz, por favor

Subir de nuevo a la habitación y apagar la luz. Rozar pieles de seda y oler a perfume desconocido; una noche perfecta manchada por otro carmín.

Todo parecía reducirse a ese instante, hasta que encendió la luz.

-La realidad embaucadora te arrastra y tus obligaciones acechan.-

«Sin luz, por favor.»

4111.97


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s